Saltar al contenido

Por qué se necesita un editor de IA en una redacción

Los medios son testigos de los cambios. Aunque a veces no llegan con la suficiente celeridad a las tendencias, a menudo tienden a observar la evolución del ecosistema digital para adaptarlo a su modelo de negocio. No todo es aplicable y monetizable, pero puede contribuir a descubrir algunas oportunidades: mejora en procesos internos, bienestar del profesional, atención al cliente más eficiente. 

Sucedió con el formato “newsletter”. Los clásicos boletines existen desde hace décadas en internet. Fueron los primeros espacios de reflexión y conversación. En los últimos años se han convertido en palancas para fidelizar y retener suscriptores. Un lector que está dado de alta es 40 veces más probable que mantenga su cuota. 

A medida que se han asentado sus valores muchos medios han ideado la figura del editor de “newsletter”. Su trabajo consiste en observar las tendencias emergentes, analizar los patrones de conducta de los suscriptores, gestionar el diseño y planteamiento de cada boletín para buscar la eficiencia y, por supuesto, reflexionar acerca de otros territorios que abordar. 

La inteligencia artificial (IA), sobre todo en su vertiente generativa, tiene visos de penetrar en la redacción. No solo llegar, sino quedarse y aportar innumerables ventajas. Algunas las vamos desgranando en Verbaliza, así que no hace falta ahondar en esta materia. No así en la figura del editor de IA, que algunos medios como “The New York Times” o “The Washington Post” ya han incorporado en su plantilla, como lo fue en su momento el gestor en comunidades o el experto en redes sociales. Era el paso lógico. 

¿Cómo están “los” máquinas? Pues vamos a experimentar 

¿Por qué es importante este movimiento? Bien. Vamos a hablar un poco de los objetivos que han puesto en marcha estos medios al respecto. Phoebe Connelly es la primera editora de estrategia e innovación de “The Washington Post”. Lo que hace en su día a día es supervisar el desarrollo de herramientas y procesos que integran la IA generativa en una redacción. El reto es crear experiencias de noticias más fácilmente digeribles por las nuevas generaciones y crear productos ambiciosos.

Básicamente, y como hemos dicho en Verbaliza muchas veces, la implementación de esta tecnología se basa en experimentar. Así de simple y así de complicado. Pero siempre manteniendo los estándares de calidad de un periódico de la talla de “The Washington Post”. Esto es importante porque estamos viendo casos de producción informativa de baja calidad, como “Sports Illustrated” o “Gizmodo”. 

“Mi puesto es necesario debido a la gran cantidad de personas que ya están trabajando con la IA y están avanzando rápido”, según explica en “Niemanlab”. Lo que está consiguiendo es que la redacción tenga acceso a herramientas impulsadas por IA que nos permitan hacer nuestro trabajo más rápido. Hay un detalle en su discurso que me gusta. “No le tengo miedo a la IA” porque -dice- los periodistas somos “muy buenos” aprovechando las nuevas herramientas para informar. 

En “The New York Times” sucede tres cuartos de lo mismo. A finales del año pasado se nombró a Zach Seward como el primer editor de IA de la cabecera. Va a crear un pequeño equipo para trazar una estrategia interna. Uno de sus principales retos está siendo trabajar con los responsables de las distintas áreas de un medio para entender cómo se puede y cómo no utilizar esta tecnología para mejorar los procesos internos y mejorar la calidad de las noticias. 

Uno de los primeros movimientos ha sido, según avanza Axios, crear un sistema para que todas las noticias sean narraciones leídas a través de una voz automatizada. El siguiente paso lógico es incorporar esta tecnología dentro de las herramientas que utilizan los periodistas, ya sea en la traducción automática de documentos, generación de subtítulos, análisis de rendimiento SEO y titulares, así como crear chatbots para analizar artículos o consultar la hemeroteca. 


Ahora CHATGPT es mejor siendo gratuito: trucos para aprovecharlo

Te enseñamos a aplicar las capacidades de GPT 4o, el nuevo modelos de lenguaje de OpenAI que es grat…

Voces sensuales, la sumisión se quiere apoderar de la IA

A pesar de los esfuerzos, el desarrollo de los sistemas basados en inteligencia artificial continúan…

Scarlett Johansson, OpenAI y el problema de la IA

OpenAI retira una voz empleada para su nuevo modelo ChatGPT-4o por su parecido con la de la actriz S…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *