Saltar al contenido

La tecla de Microsoft que cambia las reglas de la iA

Copilot es el asistente digital de Microsoft

El teclado “qwerty” fue inventado por Christopher Latham Sholes, un profesional de la impresión oriundo de Wisconsin (EE.UU.). Vendió en 1868 su primera máquina de escribir. Ese método de escritura era cómodo y práctico. Se inventó para que los transcriptores pudieran darle forma a una información cuando ésta llegaba a través del telégrafo. Con la eclosión de la informática doméstica, los usuarios adoptaron este periférico para dominar a la máquina. Así ha sido la manera de interactuar hasta ahora. 

Los asistentes digitales tipo Siri, Alexa o Google Assistant introdujeron un componente adicional en el entorno doméstico: la voz. Mediante comandos de voz, los usuarios pueden darle instrucciones sencillas a los dispositivos electrónicos. Aunque todavía no ha sustituido el teclado como método para ingresar el comando o escribir, y desconocemos si lo hará algún día, el empleo de un lenguaje natural está siendo uno de los grandes cambios tecnológicos de los últimos años. 

Como solución intermedia, las empresas llevan mucho tiempo diseñando teclas dedicadas dentro de los teclados a modo de acceso directo a una funcionalidad. Ahí están las teclas de funciones, el que abre el desplegable de los emoticonos o, por supuesto, la tecla inicio del sistema operativo Windows, al lado de la barra espaciadora. El siguiente paso para democratizar la inteligencia artificial es destacar el asistente de IA generativa desde el propio ordenador. Así lo entiende Microsoft, dispuesta a que Copilot, su propuesta rival de ChatGPT, llegue a todo el mundo. Para ello, va a redefinir los equipos que incorporen la última versión de su ecosistema, Windows 11.

Lo que hace Copilot 

El objetivo de esta medida es darle, primero, mayor protagonismo. Y, segundo, que el asistente se convierta en lo que pretende de verdad ser: un compañero al que invocar en cada momento. Copilot, ya hemos visto en Verbaliza, va a suponer un cambio de paradigma en el ecosistema de Windows. Todavía en pañales, este chatbot permite simplificar algunas tareas desde el paquete de ofimática o realizar búsquedas a través del buscador Bing. Y, cómo no, elaborar contenidos o recibir imágenes gracias a la integración de la tecnología de OpenAI.

Es un cambio casi menor, quizás estético, pero puede reinventar la manera en la que nos relacionamos con la tecnología. La medida adoptada por Microsoft se irá desplegando en los distintos equipos a lo largo de 2024. 


Ahora CHATGPT es mejor siendo gratuito: trucos para aprovecharlo

Te enseñamos a aplicar las capacidades de GPT 4o, el nuevo modelos de lenguaje de OpenAI que es grat…

Voces sensuales, la sumisión se quiere apoderar de la IA

A pesar de los esfuerzos, el desarrollo de los sistemas basados en inteligencia artificial continúan…

Scarlett Johansson, OpenAI y el problema de la IA

OpenAI retira una voz empleada para su nuevo modelo ChatGPT-4o por su parecido con la de la actriz S…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *