Saltar al contenido

Inteligencia Artificial y redacciones: una relación condenada a entenderse 

La IA va a entrar con fuerza en los medios | Pexels

Las redacciones son esos espacios de entendimiento, de debate, de diálogo. Deberían serlo. No son las secciones cubículos estancos donde se libran batallas cada uno por su cuenta. Como producto editorial, un medio de comunicación debe estar atento a los cambios que se producen en el mundo de la comunicación. Máxime si se trata de tecnología. Y, sin duda, los modelos de lenguaje de gran tamaño (LLM) están llamando a su puerta. ¿De qué manera va a afectar a los editores?

Diálogo permanente con los proveedores de IA

Aunque quisiéramos evitarlo ya se ha agitado el mercado. Y hay dos únicos caminos posibles en estos momentos para salvar los muebles: o se cierra el grifo a las plataformas de inteligencia artificial o se pacta con ello. “The New York Times” ha demandado a OpenAI, empresa desarrolladora de ChatGPT, al no alcanzar un acuerdo satisfactorio, mientras que otros grupos como Axel Springer han decidido negociar. Esto representa una de las batallas más interesantes de este año porque puede dar como resultado un nuevo escenario en el mundo de la comunicación. 

Y, ante eso, la firma fundada por Sam Altman no se anda con chiquitas: ha defendido que sin acceso a material protegido por derechos de autor es “imposible” crear una IA. Debates legales al margen, la verdad es que la relación entre los medios y los proveedores de esta tecnología va a tener que ser estrecha y continua. Van a necesitarse mutuamente. 

Para ello, habrá que encontrar un modelo más abierto donde se intercambien opiniones de calidad. La duda es en estos momentos si para iniciar esas conversaciones debe plantearse un representante o, por el contrario, estamos condenados a repetir la misma historia que sucedió con otras tecnologías que afectaron a la cadena de distribución de los contenidos informativos en el pasado. 

Vallar la inteligencia artificial 

“Los creadores en su conjunto, y los medios de comunicación en particular, se sienten desprotegidos ante la posibilidad de que las herramientas de IA les deje sin negocio”, apunta Pepe Cerezo, consultor de medios, en su tradicional informe del sector. En su opinión, la materia prima que utiliza este tipo de herramientas es la información de calidad. Por ende, es el terreno donde los editores tienen “una posición de fuerza que les permita consolidar sus propios jardines vallados de IA”. Ahí, y como sucediera con el empuje de las redes sociales, las empresas de medios se encuentran en una nueva encrucijada. 

“Apostar por una estrategia de innovación es hacerlo en favor de una web más cerrada, es decir, desarrollar lenguajes propietario basados en archivos de la compañía”. Problema: esto no es por ahora factible para gran parte de las empresas que no disponen del talento ni de la tecnología apropiadas. Un apunte: “Los editores, por tanto, no deberían dejar pasar la ventaja que les significa ser los propietarios de la información”. 

Experimentación con herramientas “inteligentes”

Pese a las preocupaciones alrededor de la confianza y la protección sobre la propiedad intelectual, la verdad es que los medios deben agarrar con fuerza esta tecnología que, al contrario que lo que sucedió durante la etapa de “hype” del Metaverso, tiene visos de cambiar para siempre la manera en la que nos relacionamos con las máquinas y accedemos a la información. 

Por esta razón, creo indispensable iniciar una fase de experimentación sobre la IA para ver de qué manera se pueden aprovechar las ventajas que ofrece, que son muchas. Los editores, según una encuesta de Reuters Institute University of Oxford, los ejecutivos de medios destacan como prioridad las tareas de automatización, tales como la transcripción y la corrección de textos, seguidas de los sistemas de recomendación, la creación de contenidos bajo supervisión humana y algunos usos comerciales. 

El informe pone de manifiesto, además, el interés en el área de la programación, que sin ser el “core” del negocio editorial, es fundamental para edificar los servicios tecnológicos y las infraestructuras para hacerlo posible. En concreto, otras aplicaciones que perciben los editores es en la programación, un área donde también se está demostrando un aumento de la productividad, así como la recolección de datos de los lectores. 

Eliminación de tareas superfluas

Recomiendo, pues, probar, ensayar y analizar de verdad cuáles de estas herramientas son útiles y de verdad se pueden añadir en el proceso interno de generación de contenidos editoriales. Porque, por ejemplo, existen servicios como grabación de videollamadas, elaboración de presentaciones, gráficos y análisis de grandes datos que pueden agilizar el trabajo diario de los periodistas. 

Pero hay numerosas tareas de las que nos podemos servir los periodistas y creadores. Por ejemplo, haciendo resúmenes. El informe de Reuters recoge que algunas de esas funciones ya se están aplicando en las viñetas de la parte superior de medios como “Aftonbladet” o “Helsingin Sanomat”, lo que ha incrementado la permanencia en página. 

Sin duda, otra de las tareas más ingratas de los periodistas de mesa digital es la confección de titulares. Es la puerta de entrada de los lectores. Uno de los trabajos más delicados y sensibles, ya que un cambio de una palabra puede ayudar a disparar el tráfico. En este ámbito ya existen soluciones con inteligencia artificial para mejorar las propuestas, tales como Marfeel, un servicio de analítica rival de Chartbeat, y que se emplean en medios como ABC. También Google Analytics 4 cuenta con funciones de aprendizaje automático. 

Además de ello, la IA también puede ser utilizada para la corrección de textos, elaboración de resúmenes y, sobre todo, otra de las tareas más sacrificadas del periodismo, la transcripción de entrevistas. Lo más delicado, y así consta en el informe de Reuters, es la generación de imágenes y contenidos. Esto es un asunto espinoso. 


Ahora CHATGPT es mejor siendo gratuito: trucos para aprovecharlo

Te enseñamos a aplicar las capacidades de GPT 4o, el nuevo modelos de lenguaje de OpenAI que es grat…

Voces sensuales, la sumisión se quiere apoderar de la IA

A pesar de los esfuerzos, el desarrollo de los sistemas basados en inteligencia artificial continúan…

Scarlett Johansson, OpenAI y el problema de la IA

OpenAI retira una voz empleada para su nuevo modelo ChatGPT-4o por su parecido con la de la actriz S…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *