Saltar al contenido

Este es el impacto de la IA en la economía global

Un hombre juega al ajedrez con una máquina | Pexels

Volvemos a lo mismo una y otra vez. Desde hace años se mandan recados desde las altas esferas acerca del impacto de la robotización y la inteligencia artificial en la economía global. Recurrimos a ciertos informes cada cierto tiempo, pero la verdad es que desconocemos al completo de qué manera va a afectar esta tecnología a los negocios.

Sabemos, por ejemplo, y porque ya sucedió en el pasado, que la robotización eliminó tareas rudimentarias y rutinarias. Eso pasó. Y se acabó con procesos que se basaban en el telar de Jacquard. Ahora observamos estas herramientas generativas y jugueteamos con ellas. Hay mucho más trasfondo en todo. Supone una amenaza, la de la destrucción de empleo, que va a ser un recurso al que acudir para decir “os lo advertí”. Aún así, siendo optimista, lo más probable es que se genere una estandarización de la IA en todos los sectores para que los trabajadores puedan beneficiarse. Pero habrá afectados…

Un análisis del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha examinado el impacto potencial de la IA en el mercado laboral mundial. Los datos, desde su perspectiva, no son nada halagüeños: aproximadamente el 40% de los empleos globales están expuestos a esta tecnología, que puede reemplazar algunos y complementar otros. Y en las economías avanzadas, alrededor del 60% de los trabajos pueden ser afectados, presentando tanto riesgos como oportunidades.

Estamos al borde de una revolución tecnológica que podría impulsar la productividad, estimular el crecimiento global y elevar los ingresos en todo el mundo. Sin embargo, también existe la posibilidad de reemplazar empleos y profundizar la desigualdad. Aún así, me gusta el enfoque del que hablan expertos como Antonio Ortiz, que en su blog personal dice una frase que creo que es clave en todo esto: 

“Excel cambió la contabilidad, pero los financieros siguen trabajando ocho horas al día, si no más. “Destruyó” muchos empleos, pero se crearon otros. Volveremos a hablar de la destrucción creativa a lo Schumpeter. Tenemos el estudio que analizó que ha ocurrido en una enorme plataforma de trabajo autónomo online tras el lanzamiento de ChatGPT el año pasado. Los autónomos consiguieron menos trabajos y ganaron menos dinero”

La exposición a la IA variará, de acuerdo al estudio del FMI, siendo del 40% en mercados emergentes y del 26% en países de bajos ingresos. Aunque algunos trabajadores pueden beneficiarse de la integración de la IA, otros podrían enfrentar disminuciones salariales y pérdida de empleo. La adaptación será crucial, especialmente para los trabajadores de mayor edad.

Desafíos y oportunidades para los países en desarrollo

Desde el punto de vista del FMI, los países en desarrollo se enfrentan a menos interrupciones inmediatas de la IA, pero la falta de infraestructura y fuerza laboral capacitada podría aumentar la desigualdad con el tiempo. Se requieren medidas proactivas para evitar tensiones sociales, incluyendo redes de seguridad social y programas de reentrenamiento. Aún así, vemos cómo para alimentar estos monstruos sintéticos se necesita una gran mano de obra, mal pagada en muchos casos, a tenor de los datos recopilados por “The Washington Post”.

Trabajadores de “cuello blanco”, los más afectados

Por primera vez en la historia reciente, vemos ante nosotros una tecnología cuyos efectos van a dirigirse más a los profesionales de “cuello blanco” (aquellos que gestionan proyectos, administración en una oficina) que a los de “cuello azul” (trabajadores de industria, fábrica, talleres…), que tradicionalmente han sido los que más han sufrido el embuste de la robotización. Esto va a suponer un problema porque habrá que replantear un nuevo modelo económico. El impacto de la IA en el empleo y los ingresos es innegable. La respuesta del FMI para revertir una situación que todavía no se ha producido es: mediante políticas cuidadosamente equilibradas, los países pueden aprovechar el potencial de la IA para el beneficio de la humanidad, garantizando una transición inclusiva y abordando las crecientes desigualdades. 

¿Un mundo impulsado por una IA inclusiva? 

Sesgos de confirmación. Sesgos de inclusión. Sesgos de omisión. Sesgos. Sesgos y más sesgos. La IA ha replicado la misma visión del ser humano y, en especial, de aquellos que cargan y entrenan sus bases de datos. Ser más inclusiva es el objetivo. Sí. Y lo dice el propio FMI: la rápida integración de la IA en empresas resalta la necesidad de que los formuladores de políticas actúen. El organismo ha desarrollado un Índice de Preparación para la IA que mide la preparación en áreas como infraestructura digital, capital humano, políticas laborales, innovación, integración económica, regulación y ética.

Los medios, los más afectados por los posibles despidos

A tenor de otros datos recientes, este año va a marcar un punto de inflexión en la economía global. Según una encuesta elaborada por la consultora PwC y presentado en el Foro de Davos, el sector de los medios de comunicación y el entretenimiento va a ser el más afectado por la exposición de la IA generativa a lo largo de 2024. El 32% de los encuestados, que son directores y consejeros delgados de empresas reputadas, asegura que se va a recortar las plantillas. Dicho de otro modo: uno de cada cuatro CEO prevé despedir a trabajadores en este área. Le sigue la banca y las aseguradoras.


Ahora CHATGPT es mejor siendo gratuito: trucos para aprovecharlo

Te enseñamos a aplicar las capacidades de GPT 4o, el nuevo modelos de lenguaje de OpenAI que es grat…

Voces sensuales, la sumisión se quiere apoderar de la IA

A pesar de los esfuerzos, el desarrollo de los sistemas basados en inteligencia artificial continúan…

Scarlett Johansson, OpenAI y el problema de la IA

OpenAI retira una voz empleada para su nuevo modelo ChatGPT-4o por su parecido con la de la actriz S…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *